¿Conoces el término Marketing Olfativo?

Probablemente te suene, y sino muy pronto lo hará porque cada vez está más presente en nuestras vidas. ¿A qué huele cada vez que entras en Zara Home, en Blanco, o en una agencia de viajes? Seguro que si lo piensas bien, las grandes marcas y cadenas de tiendas que visitas habitualmente tienen un olor muy peculiar, un olor muy pensado que llegará a la parte más primitiva de tu cerebro para seducirte.

Ya casi es Halloween, la noche más terrorífica de todo el año. Así que para celebrarlo os traigo algo que seguramente no os podáis ni imaginar. La marca de perfumes americana Demeter Fragance Library ha vuelto a sacar una edición limitada de sus perfumes con olor a zombi. sí, habéis oído bien. Este año han elaborado tanto la versión para hombre, como la de mujer.  

Hoy os traigo un post de esos superinteresantes, así que afilen sus narices que empezamos. Una de las principales funciones del sentido del olfato es alertar ante posibles peligros. Pero hoy en día, para los seres humanos, no es algo tan vital como lo es para los animales. Actualmente hay olores que nos producen rechazo o incluso miedo. Pero, ¿A qué huele el miedo?

Hoy os voy a contar algunas cosas muy interesantes sobre marketing olfativo. El sentido del olfato está empezando a destacar como una herramienta de marketing muy potente. Según un estudio de la Universidad de Rockefeller en Nueva York (1999), el ser humano recuerda el 1% de lo que toca, el 2% de lo que escucha, el 5% de lo que ve, el 15% de lo que prueba y el 35% de lo que huele. Una gran razón para que valoremos la utilización de olores en las estrategias de marketing.

Como os anuncié el otro día, he creado una nueva sección en el blog. Cada semana seleccionaré una planta aromática y os contaré un montón de curiosidades y trucos para poder sacarle el mayor partido a estas joyas de la naturaleza. Para empezar, no podía hacerlo de otra manera que con una de mis plantas favoritas: la Lavanda.