¿A qué huele el Espacio?

El programa “Aquí la tierra” le dedicó ayer un reportaje muy interesante a los olores. Nada menos que a los olores en el espacio. Como os podéis imaginar no podía dejar de dedicar un post a algo tan misterioso e intrigante.

La verdad es que hace ya tiempo leí algo sobre este tema en un libro de Neuromarketing de Roberto Álvarez del Blanco, un libro que sin duda recomiendo. En él podréis oler algo muy parecido a lo que describen los astronautas que han viajado al espacio gracias a una página con tinta de olor. Tan sólo hay que frotar con los dedos la página y acercar la nariz.

Libro de Nueromarketing

Los que han estado en contacto con el espacio exterior definen el olor del Universo como un aroma propio que no se puede explicar, muy específico. Así lo define Alexander Skvortsov Comandante de la Estación Espacial Internacional. El astronauta compara ese peculiar olor con el que se produce cuando se golpean dos piedras de granito entre sí.

Otros astronautas definen el olor del Espacio con olores tan curiosos como el de la carne frita. Para otros, la Luna tiene un matiz más a pólvora quemada. Pero son muchos los olores que se asocian, según algunos científicos el Sistema Solar tiene un olor áspero y picante, muy diferente al olor de las estrellas que tienen un olor parecido a una parrillada de carbón.

astronauta

Además de curioso, el olor del espacio puede ser muy útil. Tanto es así que la Nasa contrató al prestigioso químico Steve Peers para que creara una fragancia que plasmara las impresiones olfativas de los astronautas en sus viajes espaciales. De esta manera la agencia espacial busca recrear con todo lujo de detalles la atmósfera que se encontrarán los cosmonautas, una preparación física, mental y olfativa.

Para Pedro Duque, el primer español que participó en una misión espacial, “El espacio en sí no huele a nada, pero los objetos que han estado en contacto con él huelen a pólvora”.

Otro astronauta, Don Pettitt afirmó “La mejor descripción que he encontrado es que es algo metálico; un olor agradable y placentero a metal dulce. Me transportaba a mi época de veranos universitarios, cuando trabajaba durante muchas horas con un arco de soldadura reparando grandes equipos. Me recordaba al placentero olor a humo de metales fundidos. Así huele el espacio”.

Unos olores muy interesantes, que muy pocos afortunados han podido descubrir.

 

Imégenes: Taringa

2 Comentarios
  • Reneé
    Publicado a las 20:51h, 28 abril Responder

    ¡Muy interesante! Like it 😉

    • admin
      Publicado a las 07:44h, 03 mayo Responder

      ¡Gracias por el comentario Reneé! La verdad es que es genial, tengo un libro en el que frotando la página puedes oler ese metal que describo en el post. Si te apetece un día te lo enseño. Un besico

Escribe un comentario